Páginas

martes, 26 de mayo de 2015

Deberes para casa: ¡Jugar!

Hace poco debatíamos este artículo en twitter, (ver tuit) y esa era mi respuesta. Los niños necesitan más tiempo de juego, porque es su escenario de aprendizaje por excelencia, donde más aprenden.

¿Cómo aprenden los niños?...es una pregunta difícil de responder, son muchos los factores que intervienen, desde la motivación personal de cada niño, las emociones, las aptitudes, las actitudes…Los hay cinestésicos que necesitan mover su cuerpo para aprender y los hay más musicales, los hay más “cerrados” que necesitan buscar dentro y los hay más “abiertos” que buscan más fuera…cada niño tiene su ritmo, y cada niño necesita su tiempo. Un tiempo donde descubrir un nuevo concepto, una nueva palabra, o una nueva regla…un tiempo donde encontrar el error, donde relacionarlo con lo conocido, donde actuar y reflexionar, donde aplicar, practicar y tocar…

“El aprendizaje no es una consecuencia automática de verter información en la mente del alumno: requiere la propia participación reflexiva del estudiante y también la acción” Así comienza la lectura de un libro que os recomiendo sobre aprendizaje activo: Aprendazaje Activo 101 Estrategias Para Enseñar Cualquier Tema por Mel Silberman.



El aprendizaje parte de una pregunta, pero es mucho más efectivo si esa pregunta la realiza el propio niño. La curiosidad es innata en ellos, pero podemos llegar a “matar” esa curiosidad si mostramos las respuestas antes de formular las preguntas. Y esto, lo hacemos con frecuencia en el aula.

Para mí, el mejor método para aprender matemáticas ( y otras cosas…) es el juego, sobre todo a edades tempranas. Es la manera más natural de aprender cuando eres un niño (y no tan niño…véase todo tipo de referencias a la gamificación o ludificación en la enseñanza). Y con el juego, me refiero a todo tipo de juego, individual, en grupo, por parejas, de roles…con tableros, con cartas, con fichas, con lápiz y papel, con tablets, con móviles…con tecnología y sin ella. Cuanto más variado sea el contexto, cuantos más juegos y más estrategias de juego apliquemos, mejor, más enriquecemos los estímulos para el aprendizaje en el niño.

Hay muchos y muy diversos juegos y dependiendo de nuestros objetivos o metas de aprendizaje utilizaremos unos u otros: juegos de lógica, juegos de cálculo mental, juegos manipulables, juegos colaborativos, juegos individuales, juegos competitivos, juegos de rapidez sensorial, juegos motores, juegos de memoria…juegos para aprender y juegos para pensar. (El ajedrez merecería otra entrada solo para él).



Comparto con vosotros, en este pequeño rinconcito, unos materiales para primer curso de primaria que elaboramos en mi centro de formación, dentro de un proyecto que llamamos “No me des las matracas”. La idea principal fue el juego y crear, adaptar a distintos formatos, o utilizar apps relacionadas con los contenidos curriculares que el niño de 5 o 6 años debe aprender.

Hace poco conocí uno de esos blogs que merecen la pena, dedicado a los más pequeños; lleno de materiales creados con geogebra, "matemaTIC Infantil"; gracias a las redes sociales que nos permiten compartir información y recursos, en especial a twiter,  y a todos los docentes, en este caso a mi gran colega @juanmtg1, que comparten sus reflexiones, sus materiales, sus ideas, sus proyectos…Thanks!

Otros sitios, llenos de materiales, retos y juegos, que no me canso de compartir, porque están entre mis favoritos son:

Yo, es que soy una "blandengue" y me gusta jugar en clase...pero por encima de todo, el objetivo principal debería ser educar niños felices.





Y de regalo un juego que he descubierto hace poco, (en twitter, claro), una maravilla.
Game about Squares

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada